Sobre El Funcionamiento De Un Sistema De Refrigeración

Cuando se pregunta cómo funciona un equipo de refrigeración, se busca conocer sobre el ciclo típico de un proceso de remoción de calor. Para responder a esta pregunta se debe ir adentro de un equipo de éstos y ver qué es lo que pasa allí. Es así que a la hora de entender el funcionamiento de una unidad de refrigeración, se terminará conociendo sobre expansión de gases y sobre termodinámica.

Lo primero que se debería entender es que los gases, a medida que se expanden, tienden a enfriarse. Lo mismo sucede cuando, por ejemplo; el agua se seca. Cuando se está mojado y se está al sol, a medida que el agua empieza a evaporarse, se comenzará a sentir que la piel se refresca. Otra regla sobre la refrigeración es que si se tienen dos elementos juntos, pero cada uno con su propia temperatura, aquel que está más caliente comenzará a enfriarse y el más frío comenzará a calentarse.

Por lo general, los refrigeradores contienen un gas llamado tetrafluoroetano, el cual es similar a los clorofluorocarbonos. Estos últimos puden ser encontrados en sistemas de refrigeración más viejos.  El tetrafluoroetano, también conocido como HFC, es un compuesto que se vuelve líquido cuando se lleva a los – 26.6 °C.

Así, un motor y una unidad de compresión toman el HFC, lo exprimen y a medida que esto sucede el gas se calienta. El gas calentado atravieza los espirales localizados en la parte de atrás de un refrigerador y comienza a disipar su calor en el recinto. Además, como el HFC es enfriado y presurizado, éste se termina conviertiendo en líquido.

Luego de esto, una valvula de expansión forzará al líquido a pasar un área cercana de baja presión, la cual expulsará el gas de amoniaco en el HFC. No obstante, en esta área de baja presión, el HFC se volverá a comvertir en gas, ya que se evapora. Este cambio constante influencia las capacidades de enfriamiento y calentamiento del sistema de refrigeración. De esta forma, se extrae el calor de la unidad de almacenamiento y se envía afuera de la misma.

Paraciera ser que el funcionamiento de un sistema de refrigeración es algo muy complejo. A pesar de que sí lo es, podría ser resumido a un proceso mecánico, en el que el calor es tomado de un lugar y es remitido a otro. Con ello se logra que el sitio del que el calor fue removido se mantenga a una temperatura inferior a la de sus alrededores.

This entry was posted in Refrigeración and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply